20 de junio de 2013

La eternidad de volver a verte.

-¿Puedo volver a verte?-Preguntó con voz temblorosa y nerviosa, tanto que me apreció entrañable.
-Claro-Respondí sonriendo.
-¿Mañana?-Me preguntó, con la misma actitud.
-Paciencia...-Le aconsejé-Paciencia mi pequeño saltamontes. No querrás parecer ansioso...
-No, por eso te he dicho mañana.-Me contestó- Quisiera volver a verte hoy mismo, pero estoy dispuesto a esperar toda la noche y buena parte de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada